Cómo limpiar tus dientes teniendo brackets, en 11 pasos.

Cómo limpiar tus dientes teniendo brackets

Muchos adolescentes son obligados a llevar brackets en su vida. ¡Muchos niños y adultos también lo hacen! No es el fin del mundo, sin embargo, el cepillarse los dientes hasta dejarlos muy limpios por debajo de los brackets puede tomar mucho tiempo. Las primeras veces, el cepillarte los dientes, pasarte el hilo dental y todo lo demás, te puede tomar entre 5 y 10 minutos. ¡Lee esta guía y descubre cómo limpiar tus dientes con tus nuevos braquetes!

Pasos

1.- Consigue un buen cepillo de dientes. Puedes pedirle una recomendación a tu odontólogo. Si no lo deseas, ve por uno de los normales (que no sea eléctrico) o pregúntale a alguien más. Las demás personas que usan brackets pueden darte una recomendación no muy buena acerca del tipo de cepillo de dientes que puedas utilizar. Deberás escoger uno especial, que tenga un extremo puntiagudo y con surcos (consulta con tu odontólogo).

2.- Pon una cantidad normal de pasta dental sobre tu cepillo de dientes.Empieza a cepillarte realizando pequeños movimientos circulares. Primero en el frente, luego en el reverso y después sobre la superficie de los dientes. Si tu odontólogo te recomienda una manera diferente de cepillarte, hazlo.

3.- Mientras te cepillas, coloca tu cepillo en un ángulo que alcance a la parte que está debajo de tus brackets. Luego, mueve el cepillo suavemente de arriba abajo. Esto te ayudará a limpiar el espacio existente entre los brackets y tus dientes.

4.- Continua cepillándote hasta que cada diente (frente, reverso y superficie) esté completamente limpio, luego, escupe el resto de pasta dental en el lavabo.

5.- Enjuágate la boca y revisa tus dientes. ¿Siguen sucios o se ven repugnantes? Entonces, lo más probable es que no te has cepillado de la manera correcta.

6.- Toma un poco de hilo dental. La mayoría de odontólogos entregan una cantidad de hilo dental que tiene un extremo duro que sirve para poder enhebrarlo debajo de los brackets con mucha facilidad.

7.- Pasa el hilo dental debajo de tus braquetes, luego muévelo lentamente de arriba abajo, como se usa normalmente el hilo dental. Haz esto con cada diente. Esta labor puede tomarte bastante tiempo.

8.- Cuando hayas terminado de pasarte el hilo dental, revisa bien los espacios entre cada diente. ¿Quedan restos de comida entre ellos? Si es así, lo más probable es que no te hayas pasado el hilo dental de la manera correcta.

9.- Revisa si hay algún brackets o alambre suelto o alguna herida en tu boca. Si tu odontólogo te entrega unos objetos pequeños con forma de árbol navideño, úsalos para limpiar el espacio entre cada diente.

10.- Enjuágate la boca con enjuague bucal para tener un aliento fresco.

11.- Revisa tus dientes para asegurarte de que todos estén limpios y de ser necesario, no dudes en repetir cada uno de estos pasos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.