Conoce los daños que podría ocasionarte un piercing en la lengua.

Puede verse bien y tener estilo, pero un piercing puede generar una serie de complicaciones que es mejor conocer antes de lamentarse. Por lo mismo, ¡toma apunte y que no te pase!

Inflamación: Cuando te haces una herida en la lengua, es normal que se inflame, por lo mismo, es necesario que sepas que al ponerte un piercing no podrás evitar que eso suceda. El problema, es que para algunas personas el nivel de inflamación es mayor, lo que les provoca incluso dificultades respiratorias.

Alergias: Ten cuidado con el material del aro que te pondrás. Muchas veces, por desconocimiento, no preguntamos de qué están hechos, y ya con la perforación, comenzamos a sentir molestias producto de la alergia, las que se suman a las propias de la recuperación. ¡Infórmate!

 

¡No a los dientes fracturados!: Actividades tan cotidianas como hablar, comer o dormir pueden ser un peligro para tus dientes si tienes un piercing. Sí, porque con el movimiento de la lengua, el aro golpea con los diferentes dientes, lo que provoca que el esmalte se vaya trizando, ¡o incluso un diente!

Infección: Cómo no tenerlas presentes. Poner un aro dentro de tu boca es un potencial foco de nuevas bacterias que podrían generar una infección en tu lengua o el resto de tu boca. Por lo mismo, mantén un aseo reiterado poniendo especial énfasis en la zona de tu aro.

¡No digas que no te lo contamos! Cuidar tus dientes es sencillo si tienes precaución.

Perforaciones en la lengua tienen una gran cantidad de efectos secundarios en las primeras semanas después de la perforación. La lesión en la lengua inducir inflamación, y la lengua se puede obtener hasta el doble de su tamaño normal. Además del dolor de la perforación real de la aguja a través de la lengua, la propia lesión puede causar dolor hasta que la lengüeta esté completamente curada alrededor de 6-8 semanas más tarde. Mientras que el daño nervioso en la lengua causando debilidad, parálisis y pérdida de sensibilidad sólo se ha reportado muy raramente, es fácilmente posible para perforar uno de los vasos sanguíneos más grandes en la lengua, en particular cuando se intenta un piercing “picadura veneno”. Esto puede llevar a hemorragias prolongadas y pérdida importante de sangre. La herida puede infectarse que puede llevar a consecuencias graves, como envenenamiento de la sangre y la muerte por shock séptico. Cuidado de la herida durante un piercing en la lengua implica enjuagarse la boca con enjuague bucal diluido después de cada trago de comida, varias veces al día. Soluciones de peróxido de hidrógeno y el enjuague bucal con alto contenido de alcohol puede inducir dolor significativo. El masticar o chupar hielo puede ayudar con la hinchazón. La eliminación de la perforación en este punto en el tiempo dará lugar a un cierre más o menos inmediata de la perforación. Una vez que el piercing está completamente sanado, todavía se puede cerrar completamente, pero puede dejar una cicatriz permanente y tomará un poco más de tiempo.

piercinglengua

La hinchazón normal de la lengua durante el proceso de curación puede hacer que el habla y la deglución, y la mayoría de la gente tiene que seguir una dieta blanda durante este tiempo.

Una vez que el piercing está completamente sanado todavía hay algunos efectos negativos que se pueden esperar de un piercing en la lengua. La joyería puede inducir daño en los dientes, en particular, si el usuario juega con él por el roce entre los dientes. En raros casos recesión de las encías, se ha informado e incluso daños en el hueso de la mandíbula. A veces, las joyas aún interfiere con el habla después de la lengua se ha curado por completo. Si la joyería se suelta en la boca, que puede causar más daño a los dientes, si el usuario muerde accidentalmente en él, y también puede crear un peligro de asfixia. Algunos ambientes de trabajo no permiten perforaciones en la lengua como parte de su código de vestimenta. Barra termina que son planas y el color de la lengua que rodea están disponibles para ocultar la perforación en estos casos.

Fuente: http://www.pepsodent.cl/

Evita el bruxismo para sonreír sin miedo.

Ese molesto ruido que algunas personas hacen en la noche al dormir, es el bruxismo, una actividad anormal y sin propósito funcional de los músculos, que la mayoría de las veces se produce de forma inconsciente.

Se genera por juntar fuertemente los dientes superiores y los inferiores, especialmente los de la parte posterior. Este hecho de apretar los dientes produce una gran actividad de los músculos y de la articulación de la mandíbula, lo cual puede llevar a que aparezca dolor e inflamación de la mandíbula, dolores de cabeza, dolores de oído, daño en los dientes y otros problemas.

Este problema puede ser tan ruidoso en las noches que perturba a los compañeros que están durmiendo cerca. Al igual que sucede cuando se aprietan los dientes, el hecho de hacerlos rechinar puede llevar a que se presente dolor mandibular y otros problemas.

¿Cómo prevenimos este problema?
Es importante reducir el estrés y el control de la ansiedad para disminuir el bruxismo en algunas personas que son propensas a esta condición.

También sirve usar una férula de desprogramación, que es entregada por el odontólogo. Este aparato ayuda a que no se desgasten los dientes y que se relajen y desinflamen los músculos de la mandíbula.

De todas maneras, si la molestia persiste te recomendamos visitar a un especialista, ya que el bruxismo puede ser algo muy molesto.

bruxismo

Causas

En la actualidad los especialistas difieren sobre las causas que originan el bruxismo aunque apuntan al estrés como el principal desencadenante.

Además del estrés existen otros factores que pueden contribuir a la aparición:

  • El tipo de alimentación que sigue el paciente.
  • Los hábitos del sueño.
  • La postura.
  • La alineación de los dientes, especialmente si ésta es inadecuada.
  • La incapacidad para relajarse.

Los especialistas señalan que cada caso es diferente y, por tanto, las causas pueden diferir en cada situación.